Empandas Chilenas


Hace años que viajo a Chile y disfruto recorriendo cada lugar que ofrezca nuevos sabores del Mundo.  
Ajíes, rocoto, plátanos
Frutas y Verduras en la Vega Central


























La Vega Central  es un enorme mercado de frutas, verduras, carnes, semillas, especias y casi cualquier cosa que necesitemos en la cocina.  Quedé sorprendido con el ¨Paseo del Inca¨, dentro de la  propia vega, donde se encuentra todo tipo de productos peruanos: crema de ají, rocoto, papas incaicas, dulces, plátanos, refrescos entre otras cosas.


El paseo del Inca, en la Vega Central


También me entretengo recorriendo el barrio de Patronato donde encuentro los mercados coreanos, chinos y japoneses. Pequeños supermercados cargados de salsas, pastas, arroces, raíces, dulces, cremas; todos envasados y rotulados con los idiomas de esos países asiáticos.

Un paseo obligado es el Mercado Central, que se encuentra frente a la Vega, sólo separado por el Río Mapocho. Es como nuestro Mercado del Puerto (En Montevideo), pero de Pescados, frutos del mar frescos y restaurantes típicos.


Mercado Central de Santiago de Chile


Pero sin duda hay una preparación que es típica del país y que acompaña a los chilenos durante todo el año, pero especialmente durante sus Fiestas Patrias. Las empanadas chilenas son muy conocidas e incluso muy famosas ya que tienen su carne cortada a cuchillo, son jugosas, sabrosas (no picantes), y su toque característico es una enorme aceituna negra típica de la zona norte del país. Asadas al horno –la tradicional es en horno de barro- y se pueden llegar a encontrar empanadas de  ½ kilo de en el pueblo de Pomaire.


Las empandas prontas para entrar al horno de barro.



Pero cuál es la diferencia con el resto de empanadas de la región o incluso las nuestras?
El secreto es el doblar la cantidad de cebolla con respecto a la carne que se coloque

Receta (para 12 empandas)

1 k de cebolla picada en cubos .
½ kilo de carne para cortar a cuchillo en cubos muy pequeños (si se quiere se puede hacer ¼ a cuchillo y ¼ de carne picada)
3 huevos duros
12 aceitunas negras
3 dientes de ajo
1 cda. de comino
1 cta. de chile seco ahumado o Merkén (el Merkén es un tipo de ajá ahumado de forma artesanal por el pueblo mapuche desde hace cientos de años)
Masa: 1 k harina
Levadura seca , sal, 2 cdas. de aceite y agua tibia.

Relleno
En cacerola colocamos las cebollas en cubos y dejamos cocer hasta que estén transparentes y hayan formado caldo. Una vez listo retiramos del fuego y reservamos.
En otra cacerola colocamos la carne cortada a cuchillo en pequeños cubos de no más de 5 mm, dejamos cocer y colocamos el resto de la carne picada si es que decidimos hacerla con mitad y mitad.
Cocinamos, agregamos ajo  y las cebollas a esta preparación, donde condimentaremos con sal, merken y comino. Vamos a dejar  cocinar aun más para que se mezclen todos los sabores y se genere cierto color más oscuro.
Una vez pasados unos 15 minutos apagamos el fuego y dejamos enfriar o lo que será mejor dejar de un día para otro.
La masa es una versión muy sencilla de masa de levadura donde mezclaremos los secos con el aceite y agua tibia hasta formar una masa homogénea, dejaremos reposar a mitad de tiempo de lo habitual u estiraremos.
Cortaremos círculos de 20 cm de diámetro y 6 mm de alto, colocaremos el relleno y en él un cuarto de huevo duro y una aceituna negra con carozo (ya explicaremos el porqué) mojamos los bordes y cerramos, a diferencias de las empanadas de repulgue estas tienen  un cierre más recto y significa cerrar las puntas hacia los lados de la empanada y la parte trasera sobre la propia empanada y afirmando en las la unión del cruce de puntas. Digamos que no es fácil describir el proceso a mi me tomo un tiempo poder lograr el cierre cuadrado como se ve en la imagen.
El sellado puede ser con clara de huevo en lugar de agua y reservamos la yema para pintarlas.
Colocamos en asadera aceitada y enharinada y dejamos reposar tapadas con un paño por unos  20 minutos, a la hora de colocar en el horno caliente pinchamos en centro de la empanada con un palito para que los jugos salgan.
Es importante ver que la cantidad de jugo que colocamos no es excesiva y que pueda mojar la masa.
Horneamos hasta que tomen color, servimos con pebre (tomate, cebolla, limón y cilantro) ají en salsa o incluso palta pisada con sal y limón.

Empandas!!




  *Al terminar de comer una empanada, lo único que queda es el carozo de la aceituna. Sirve para llevar un conteo de las que hemos comido, porque son tan ricas que fácilmente podemos perder la cuenta.

Samud Sabores del Mundo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario